miércoles, 26 de abril de 2017

Artistas deslumbraron en Premio Atletas de Santiago



SANTIAGO.- Una mezcla de talentosos artistas y bailarinas sirvió de marco a la Gala de Premiación el Atleta de Santiago, celebrado en la Sala La Restauración del Gran Teatro del Cibao.

La música vino a complementar la alegría de los atletas en la noche que la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), reserva para reconocer las hazañas de los héroes deportivos.

Se contó con el respaldo tradicional de Cervecería Nacional Dominicana, así como Claro, Ministerio de Turismo, y est vez se unieron AA Motors a nombre de Motores Súper Gato, Cake Factory, Kalil Haché, y Comercializadora Deportiva Dominicana (CDD), entre otros.

La movida y ágil premiación se vio aperturado por un “opening” que estuvo a cargo de la agrupación Divas By Jiménez, donde dos preciosas chicas y un maestro de la música, como el pianista Henry Jiménez.

Las potentes y melodiosas voces de las cantantes se esparcían por todos los rincones de la imponente instalación, mientras las bailarinas de Extremo a Extremo adornaban el escenario con sus contoneos de cinturas.

Luego del primer bloque de premiados se presentó ante el público el versátil Tino El Padrino, un criollo que triunfa en playas extranjeras y quien recibió la aceptación del público con un prolongado aplauso.

Volvieron las premiaciones y reconocimientos para posteriormente someter al gusto de los presentes, el cotizado artista Noztra, quien acumula grandes éxitos, así como peregrinaje por las principales ciudades de los Estados Unidos.

Cuando el auditorio se preparaba para conocer los Atletas del Año, volvió en medio de una ovación Divas By Jiménez para cerrar con broche de oro.

En cada una de las presentaciones artísticas, el grupo de Bailarina de Extremo a Extremo y facilitadas por Juan Ramón Gómez Díaz, hicieron una demostración de coordinada y buena coreografía.

La Gala de Premiación el Atleta de Santiago fue la número 53 que organiza la ACDS, en esta ocasión dirigida por el licenciado Américo Cabrera.
Publicar un comentario